Ha transcurrido más de un año desde que inicié la petición por unas tareas justas y tengo que confesar que nunca imaginé que iba a llegar tan lejos

Cordon


Ha transcurrido ya un año y ocho meses desde que inicié la petición por los deberes justos, y tengo que confesar que nunca imaginé que iba a llegar tan lejos. Mi petición pudo haberse quedado sepultada, olvidada, perdida entre las miles de peticiones de change.org, pero por suerte no fue así. Desde entonces hemos debatido mucho sobre los deberes escolares, y creo que ya se ha concienciado casi todo aquel que esté implicado o afectado de que es necesario hacer algo para cambiar esta situación. En ese sentido creo que se ha avanzado más de lo esperado.

Así que creo que igual que llegó el momento de encabezar la reivindicación por unos deberes escolares justos, motivantes, adecuados a la edad de los alumnos, y para nada abusivos, ahora es el momento de empezar a proponer soluciones. Si difícil fue la primera parte, más difícil es la segunda. Puede que sea el momento ideal, porque se está gestando el Pacto Educativo y en este no puede faltar la solución a los deberes escolares.

Partimos de la idea de que es muy complicado representar a un colectivo, tan complicado es para una asociación de padres, y ni te digo para mí sola, representar a todas las familias, como a un sindicato de profesores representar a todos los profesionales de la educación. He aprendido que en un sector y en otro hay partidarios y detractores de los deberes, y como no es posible que las familias prodeberes y los profesores prodeberes, o las familias antideberes y los profesores antideberes coincidan siempre en el mismo centro educativo, habrá que ver la mejor manera de solucionar este galimatías.

MÁS INFORMACIÓN

Con deberes a los cinco años

Deberes, ¿rutina necesaria o condena?

¿Por qué los deberes son imprescindibles?

Además, creo que hay que tener presente que pocas veces tenemos en cuenta a los principales afectados de esta situación: los niños. Lo que realmente debería importar son ellos, su aprendizaje, su felicidad y su bienestar emocional. Muchos padres se quejan de que actúan como docentes en sus casas, muchos docentes se quejan de que los padres no deben confundir a sus hijos tratando de explicarles algo de manera dudosa. Algunos padres ayudan a sus hijos, otros piensan que no deben hacerlo; hay profesores que opinan que está bien que los padres echen un cable, y otros que no. Y en medio de todo esto, están los niños, tan confundidos o más que los adultos.

En cualquier debate que se plantea sobre la base del razonamiento de “deberes sí o deberes no”, al menos en los que yo he estado, acaba ganando el sí. España es un país en el que los deberes se perciben como necesarios, y más en Secundaria. Lo cual no deja de ser curioso, porque los niños ya pasan seis o siete horas en el instituto, por lo que reconocer que son los estudiantes de Secundaria precisamente los que más deberes tienen que hacer, sin echar la cuenta de cuántas horas al día les vamos a pedir que se dediquen a las labores escolares, es un poco simplista por nuestra parte. No obstante, aunque los españoles crean que hay que hacer deberes, en su mayoría opinan que actualmente son demasiados.

En el libro de Alfie Kohn, titulado “El mito de los deberes”, se demuestra basándose en estudios que no hay efecto positivo alguno asociado a la realización de deberes. La OCDE sin embargo acota el número de horas a 4 semanales, a partir de las cuales, más deberes, no significa que vaya a haber ninguna mejoría. Se puede concluir que más no es mejor. A veces parece que se nos olvida que los niños van al colegio entre 5 y 7 horas diarias y que es allí donde trabajan acompañados de sus profesores.

Aparentemente, tenemos una creencia fuertemente arraigada que nos impide deshacernos del lastre de los deberes, aunque haya estudios que demuestren lo contrario. También es cierto que en países como Finlandia, referente internacional por sus buenos resultados en educación, los deberes son reducidos, pero existen. Algo que confunde mucho es la mera interpretación de lo que se puede considerar deber y lo que no.

Por ejemplo, cuando digo que en Primaria, hasta quinto o sexto creo que no debería haber deberes, pienso sin embargo, que sí debería ponerse mucho empeño en fomentar durante esos años el gusto por la lectura. Y es que en este sentido, sí que existen estudios, me remito de nuevo al libro de Alfie Kohn, que demuestran que hay una relación entre la lectura placentera y el mejor rendimiento académico.

Cuando se habla de suprimir los deberes, al menos en parte, algunos padres se encuentran perdidos por dos razones:

Piensan que van a dejar de poder hacer un seguimiento de lo que aprenden sus hijos en el colegio, es decir, creen que sin deberes no hay información de lo que están aprendiendo.

No saben qué hacer con sus hijos por las tardes, y piensan que lo mejor es que hagan deberes, porque si no los problemas pueden ser mayores, sobre todo en el caso de los adolescentes, que pasan la tarde a solas en casa.

Estos dos puntos para mí están relacionados con otros problemas que deberíamos solucionar porque son en parte causantes de que los niños acaben teniendo deberes en exceso. Los problemas que subyacen a nuestras reticencias ante la idea de reducir los deberes son dos: la falta de comunicación entre la familia y la escuela y el problema siempre presente de la conciliación.

Y es que por una parte, nos hemos acostumbrado a hacer el control de lo que aprenden nuestros hijos en función de lo que vemos en el libro de texto y en los cuadernos de deberes, en vez de cultivar una buena relación con el centro. El libro de texto se perpetúa de esta manera como herramienta útil ya no solo en clase, sino también en casa, y tememos que sin libros de texto y sin deberes no vayamos a tener ni idea de qué están estudiando los chicos. Pero en realidad, el verdadero problema es la falta de comunicación familia-escuela y la ausencia en muchos casos de otros mecanismos más justos que cumplan con esa función de información.

Utilizar los deberes para tener al niño ocupado es una alternativa mejor vista a usar la tecnología como niñera. Siempre parece más adecuado tener al niño entretenido toda la tarde haciendo deberes que jugando con el móvil o la consola. Me parece muy triste que no sepamos qué pueden hacer nuestros hijos adolescentes si no tienen deberes por la tarde, y temamos lo peor, puesto que están solos en casa, en muchas ocasiones desde las 3 de la tarde hasta que llegan sus padres de trabajar. Pero de nuevo el problema no se puede solucionar mandando deberes, porque el problema en realidad es que el horario de los padres y el de los hijos es incompatible y por esa razón los niños están solos en casa.

En España se da además una situación que agrava el estrés de los estudiantes, sus familias, y entiendo que también de los profesores. Tenemos menos días lectivos que en la mayoría de países europeos (175 en España, 190 en Finlandia), pero las horas de clase son superiores (875 horas en Primaria, frente a 626 en Finlandia; 1050 en Secundaria frente a 741 en Suecia). Esto supone que concentramos mucho esfuerzo en periodos muy intensos. Y encima los niños españoles son de los que más deberes hacen. Al final vivimos soñando con las vacaciones, que se limitan a 3 periodos al año, con un gran predominio del verano.

Entonces, ¿cómo solucionamos el problema de los deberes, del estrés que les acarrean a los niños y también a sus familias? ¿Se puede solucionar este problema sin atajar el resto de problemas que hemos mencionado? Creo que es importante prever las reacciones contrarias a los cambios que se puedan plantear, y muchas de ellas estarán fundadas básicamente en las dificultades para conciliar. Si queremos mejorar la educación, tenemos que implicar al tejido empresarial para que se facilite la conciliación. Cualquier cambio que planteemos debe resolver además los problemas para conciliar, si no caerá en saco roto.

Así pues, para mí, una vez se salven los problemas de comunicación y conciliación, los deberes tendrían que diferenciarse en función de qué etapa (Primaria o Secundaria) estemos hablando y podrían tender a ser algo así:

En los primeros cursos de Primaria, tratar de centrarse en fomentar el gusto por la lectura y solo proponer deberes en aquellos casos que haya una necesidad de refuerzo y se consensúecon las familias para adaptarlos a las posibilidades del niño y su situación familiar

A partir de quinto o sexto, plantear las tareas para casa como un proyecto paralelo, de refuerzo, de carácter creativo, no evaluable, y que pueda servir para que las familias tengan información del aprendizaje de sus hijos. Se pueden dar plazos de una o varias semanas para ser acabados. Seguir por supuesto con el plan de fomento de la lectura. Y evitar siempre aumentar la brecha social.

En Secundaria, dado que el número de asignaturas es elevado, la complejidad es mayor, y la necesidad de coordinación entre docentes también. Habrá que tener en cuenta, además de todo lo anterior, los periodos de exámenes, asumiendo que los hay, para dejar tiempo para prepararlos.

Creo que es fundamental evitar los deberes para casa en los primeros cursos de Primaria, prescindir de los deberes repetitivos, idénticos o como continuación de lo que se ha hecho en clase, extraídos de libros de texto, así como las copias literales de enunciados y párrafos. Es también fundamental la coordinación entre los docentes, y la previsión de entrega en plazos de tiempo más dilatados.

Vía http://elpais.com/elpais/2016/12/05/mamas_papas/

TVE. La Aventura del Saber: Recursos educativos11/11/2016

Durante el programa emitido el 10 de noviembre de 2016 en La Aventura del Saber, se habló sobre la importancia de los recursos educativos que el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte ofrece gratuitamente a la Comunidad Educativa, afirmando que el futuro de la educación, está en los recursos educativos abiertos.
Tertulia educativa compuesta por:
  • Félix Serrano. Director del INTEF.
  • Miguel A. Pereira. Director del CEDEC.
  • Virginia Capilla. Jefa de Estudios del IES Antonio Calvín. Almagro. (Ciudad Real).











Vía http://educalab.es/-/tve-la-aventura-del-saber-recursos-educativos
Estos días estamos descubriendo la astronomía en clase.
Lo hemos hecho de diversas maneras:
  • escribiendo noticias
  • jugando en grupo para prender conceptos memorísticos
  • saliendo a ver la luna real durante el día para entender los eclipses, su posición y movimientos
  • leyendo grandes cuentos sobre la Luna y sobre viajes por planetas
  • con información y juegos en el blog de aula
  • viendo vídeos sobre la creación del universo o el tamaño de las estrellas
  • creando móviles con rotación y traslación
  • haciendo viajes en Realidad Virtual por el espacio
  • reorganizando el mapa mental digital de ideas previas, para visualizar lo que estamos aprendiendo
  • leyendo por parejas los libros de astronomía del cole y los que teníamos en casa
  • viajando en el tiempo para ver dónde estarán algunos astros del sistema solar en el futuro
  • exponiendo trabajos voluntarios en el aula (sobre el sistema solar con una maqueta gigante increíble,  sobre el Big Bang, la creación de la Tierra y la Luna, los agujeros negros, los cuásares o quásares, las estrellas gigantes rojas y enanas blancas, la gravedad...

Está siendo una experiencia increíble, en la que nos estamos involucrando y motivando mucho.

Aprovechando ésta motivación y la petición de vuestros hijos, amplío algo de información con algunas recomendaciones de aplicaciones para las tabletas o teléfonos de vosotros, sus padres.

Podéis instalar alguna de éstas aplicaciones, abrigaros y salir con ellos a dar una vuelta nocturna a encontrar alguna de vuestras constelación zodiacales por ejemplo.

Os dejo con un artículo encontrado en http://www.elandroidelibre.com/2015/01/las-mejores-aplicaciones-para-aficionados-de-la-astronomia.html que os puede servir de ayuda:


Las mejores aplicaciones para aficionados a la astronomía

Desde el principio de los tiempos, al ser humano siempre le ha fascinado la astronomía. Mirar al cielo de noche en otro tiempo significaba abrir una ventana hacia el misterio.

Hoy día, debido a la contaminación lumínica y a nuestro conocimiento, mirar al cielo en la noche no nos supone esa sensación de antaño, aunque si alguna vez habéis tenido la suerte de hacer un viaje al campo en una noche de luna nueva probablemente os hayáis sentido maravillados por lo que habéis contemplado.
En estas situaciones es posible que nos sintamos un poco perdidos. Hoy os traemos una lista de aplicaciones que os ayudarán a situaros en el cielo nocturno o a, simplemente, disfrutar de las maravillas del universo.

Las mejores aplicaciones de astronomía para Android, ¡conoce el espacio que te rodea!

Google Skymap

skymap1
La aplicación de astronomía más conocida en Android es sin duda la que el propio Google publicó hace tiempo. En esta aplicación podremos navegar por el cielo nocturno ayudandonos del GPS de nuestro smartphone.


Mute
Loaded: 0%
Progress: 0%
Remaining Time-0:18

La aplicación nos dará la posibilidad de elegir qué queremos visualizar: Constelaciones, galaxias y cúmulos estelares, planetas, etc.
La navegación por el cielo es bastante precisa, aunque si es cierto que hemos apreciado un ligero desplazamiento de algunos astros, que al apuntar hacia ellos estaban en un sitio ligeramente distinto al que realmente estaban.
Aun así, ayudará mucho a la hora de orientaros.
Versión: Varía según el dispositivo
Autor:
Requiere Android Varía según el dispositivo
Tamaño: Varía según el dispositivo

Mapa Estelar

mapa-estelar-google
Otra aplicación de la cual os hemos hablado en alguna ocasión es Mapa Estelar (Star Chart). En esta aplicación, podremos navegar libremente por el cielo y explorar las características de las estrellas que queramos.
Mapa Estelar nos da la posibilidad de viajar por el cielo en diferentes modos, como por ejemplo la navegación en 3D, que nos mostrará nuestro planeta y podremos ampliar o alejar dependiendo de nuestro gusto para ver la posición en la que se encuentran las galaxias con respecto a la tierra.
Además, tendremos la opción de explorar los planetas mediante una animación en 3D.
La aplicación es gratuita, aunque cuenta con gran cantidad de pagos in-app que mejorarán la experiencia. También existe una versión de pago de esta misma aplicación que incluye todas las opciones desbloqueadas por 9€.
Versión: Varía según el dispositivo
Autor:
Requiere Android Varía según el dispositivo
Tamaño: Varía según el dispositivo
Versión: 3.0.10
Autor:
Requiere Android 2.3 y versiones superiores
Tamaño: 37M

Vortex

emotionheader
Pese a ser una aplicación de pago, Vortex es otra grandísima opción a la hora de explorar el cielo nocturno.
Además de incluir las opciones que ya nos ofrecían otras como Skymap o Mapa Estelar, esta aplicación nos dará la posibilidad de utilizar el modo cámara, es decir, que podremos escanear el cielo nocturno con una plantilla superpuesta que nos mostrará las constelaciones de forma fácil.
Vortex también nos mostrará una lista con los próximos eventos que vayan a suceder, como lluvias de estrellas o eclipses, junto con información sobre el tiempo que va a hacer. Una gran utilidad para estar al día de los acontecimientos y para explorar.
Versión: Varía según el dispositivo
Autor:
Requiere Android Varía según el dispositivo
Tamaño: Varía según el dispositivo

Fases de la Luna

unnamed
A los que nos gusta salir al campo a ver las estrellas nos interesa mucho saber en qué fase se va a encontrar la luna para planear nuestra próxima escapada.
Con la aplicación Fases de la Luna tendremos esta información a mano.
Gracias a Fases de la Luna podremos observar en qué etapa se va a encontrar la luna cuando queramos, con porcentajes de iluminación, la distancia a la que se encuentra y las horas de salida y puesta. Además, si acercamos podremos encontrar un atlas de la luna bastante interesante que nos mostrará dónde alunizaron algunas misiones Apollo entre otras cosas.
Por último, esta aplicación también nos permitirá anclar un widget a nuestro escritorio que mostrará la fase de la luna. Muy interesante, sin duda.
Versión: Varía según el dispositivo
Autor:
Requiere Android Varía según el dispositivo
Tamaño: Varía según el dispositivo

NASA

nasaapp
Es cierto que en 2014 la ESA ha dado un golpe en la mesa con la sonda Roseta, pero sin duda la agencia espacial que más relevancia tiene a nivel mundial es la NASA.
Por eso, hablar de aplicaciones sobre astronomía y no mencionar la aplicación de la Agencia Espacial Estadounidense no es compatible.
En ella podremos estar al día de todas las misiones que tiene (Curiosity, Oportunity, Cassini, etc.), además de tener acceso a imágenes y videos de forma muy rápida. La única pega es que el contenido está en inglés, pero aunque no seas un experto en la lengua de Shakespeare seguro que las imágenes que cuelgan cada día te interesarán.
Sin duda una gran aplicación para estar al día de las últimas noticias que nos muestra la NASA.
Versión: 1.66
Autor:
Requiere Android 4.2 y versiones superiores
Tamaño: 10M

Mucho por explorar

El espacio es increible. Si bien hoy día sabemos explicar gran cantidad de los fenómenos que podemos apreciar al mirar arriba, no todos somos unos expertos en esto.
Gracias a Android tenemos abierta una grandísima ventana hacia el conocimiento en muchos sentidos y en la astronomía no iba a ser menos. Con estas aplicaciones, creemos que podréis orientaros mejor la próxima vez que tengáis oportunidad de contemplar el cielo nocturno.
¿Qué os parecen estas aplicaciones?¿Conocéis más aplicaciones interesantes sobre astronomía? Comentadnoslo más abajo.

"Hay 3 tipos de personas en el mundo: los inamovibles, 

los movibles y los que se mueven"


Estas son palabras de Benjamin Franklin, recitadas por Ken Robinson en enero del presente año, al finalizar su exposición dada en uno de los eventos organizados por RSA, donde desarrolla algunas de las ideas que luego profundizaría en su charla de mayo en TED "Bring on the Learning Revolution". Learning Cognitive "tradujo" en un formato de animación Scribing, las principales ideas de la charla en RSA.









César Bona nos invita a conocer de primera mano algunos de los casos maravillosos que están teniendo lugar en el ámbito educativo español, excelentes ejemplos de que la educación de nuestros hijos, la forma de enseñarles, puede hacerse de otra manera.



http://www.rtve.es/alacarta/videos/la-aventura-del-saber/aventuracbona/3736227/

Vídeo de http://rieducacion.org/ Red Internacional de Educación (RIE), renovando la escuela, trasformando el mundo

Otra escuela

by on julio 08, 2016
Vídeo de  http://rieducacion.org/ Red Internacional de Educación (RIE) , renovando la escuela, trasformando el mundo
María José García entrevista a Sergio Carneros, Cofundador y Presidente de la Red Internacional de Educación (RIE) y autor del libro “Emails a una maestra”.

En http://rtve.es/v/2818401


En la actualidad, la agitación y las prisas se han convertido en nuestra forma de funcionar, todo se mueve con un ritmo frenético, especialmente en las ciudades. El yoga en clase permite restablecer el equilibrio introduciendo una dimensión olvidada: la de la vida interior, del silencio y el autoconocimiento. ¿Nos acompañas en esta aventura?
Yoga | Tiching
¡Namaste! El yoga es una disciplina física y mental, que nos ayuda a buscar la armonía y la consonancia de forma integral. Es un tipo de meditación en el que las diferentes posturas físicas y la concentración juegan un papel central, que va ligado estrechamente con técnicas de relajación y del control de la respiración.
Los beneficios de que los más pequeños practiquen yoga son numerosos, tanto a nivel físico como mental y espiritual. Por un lado, desarrollan el equilibrio, trabajan la coordinación, perfecciona la capacidad sensorial, etc. Pero, sin duda, uno de los aspectos más apasionantes de esta disciplina es las consecuencias que tiene en el carácter y la personalidad del niño: canaliza el estrés, mejora la concentración y la imaginación, disminuye la agresividad, promueve un buen nivel de autoestima… Todo ello mientras le permite tener un espacio de autoconocimiento en el que crecer y desarrollarse plenamente como individuo. ¿Por qué no entonces introducir el yoga en el aula?
Algunos recursos que no te puedes perder
Otra buena fuente de inspiración puede ser conocer la experiencia de proyectos relacionados que se están llevando a cabo en otros centros educativos, como es el caso de la escuela pública Sant Josep en Sant Vicenç dels Horts, en Barcelona. También puedes echar un vistazo a cómo gestionan las clases de yoga en el IES Montes Orientales en Iznalloz (España).

Fuente: http://blog.tiching.com/yoga-en-la-escuela/  

Yoga en la escuela

by on mayo 21, 2016
En la actualidad, la agitación y las prisas se han convertido en nuestra forma de funcionar, todo se mueve con un ritmo frenético, especial...
Artículo con talleres interesantes de la agencia de educación chilena:
Sostenedores, equipos directivos, profesores y estudiantes: los invitamos a usar y compartir los talleres que ponemos a su disposición para orientar el trabajo en las escuelas, promoviendo la reflexión y el desarrollo de habilidades integrales para la mejora continua...

Talleres de orientación

by on mayo 07, 2016
Artículo con talleres interesantes de la agencia de educación chilena: http://www.agenciaeducacion.cl/destacado/talleres-de-orientacion/?...
Interesantísimo artículo sobre la importancia de la participación de la familia en las actividades educativas y de desarrollo de sus hijos; de aquí podemos deducir la importancia del de la escuela como agente compensador de diferencias socioeconómicas, de las que dependen algunas de las actividades a las que sin cierto nivel económico no es posible acceder:


Recomiendo que leáis "El quimicefa de la crianza y la igualdad de oportunidades" de Leire Salazar del que extraigo algunos fragmentos:

"El mensaje parece haber calado. Muchos padres y madres se han convertido en “científicos” expertos en educación y crianza: han leído sobre los beneficios de la estimulación temprana y de la lectura en voz alta a los niños, sobre los pros y contras de la crianza con apego y la lactancia, conocen la importancia de exponer a los niños a una segunda lengua en los primeros años de vida, los peligros de las grasas trans… "

"Los padres y madres con más formación y/o una posición socioeconómica más acomodada leen con más frecuencia a sus hijos, utilizan un lenguaje más variado y sofisticado y ofrecen juegos con más contenido pedagógico. Se sabe también que inscriben a sus hijos  en mayor medida en escuelas infantiles y pasan más horas a lo largo de la infancia  cuidando de ellos. Recientemente se ha documentado asimismo una importante y creciente brecha en la participación en actividades extraescolares, clases de refuerzo y campamentos de verano."


"Sabemos por  la investigación empírica que, incluso desde el momento de acceder a la educación primaria, los niños que proceden de familias con más recursos (educativos o materiales) obtienen puntuaciones mejores en habilidades cognitivas (como prelectura y precálculo), no cognitivas (desarrollo socioemocional) y tienen un mejor estado de salud. Estos hallazgos sugieren que gran parte de las diferencias en el rendimiento educativo que se manifestarán con posterioridad en realidad se generan fuera del ámbito escolar, más concretamente en las familias"

Artículo de eldiario.es visto en https://www.facebook.com/cpalpartir 





Muchos hablamos de dar la palabra a los niños o a los jóvenes en las clases. De que el aprendizaje sea lento y significativo. De que el profesor escuche más que hable, o al menos, tanto. De que los proyectos sean motivadores.

LOS-RESULTADOS-IMPORTAN-INED21

Pero, al final, siempre alguien replica ¿y los resultados? Y no podemos obviarlo porque, simple y llanamente, tiene razón.

Nadie ha dicho que los reformadores o disruptores no piensen en los resultados, pero la duda o el temor son legítimos.

Como siempre el diablo se oculta en los detalles. Posiblemente a muchos se nos habrá pasado inadvertido el sintagma “los resultados”, como si hubiera un consenso universal sobre lo que es un resultado o “el resultado” de la educación fuera algo unívoco.

El doctor Joan Santacana, profesor de pedagogía de las ciencias sociales a alumnos de magisterio, explicaba recientemente en un seminario pedagógico que a alumnos muy brillantes (por sus notas) se les había pasado por alto una trampa en que él les había hecho caer. Se trataba simplemente de que había cogido un fragmento de Mein Kampf de Adolf Hitler, sobre la educación de los jóvenes, había sustituido “Alemania” por “nuestro país”, y se lo había puesto para comentar. Excepto tres de esos brillantísimos alumnos, el resto estuvieron muy de acuerdo con el texto. Después Santacana procedió a la típica crítica a la falta de espíritu crítico en nuestros alumnos “aventajados en resultados”. ¿Qué puede entenderse por “resultados”? Cosas que se puedan medir. Cuando lo más importante es dificilísimo de medir y poner por escrito en un informe de evaluación.



Mientras el mundo se comporte como se comporta primando el tener al ser, los resultados medibles serán importantes. No podemos ser como el anticapitalista que cree que con su solo ejemplo conducirá al mundo a superar el capitalismo aunque no sepa explicar en qué consiste eso.

Hasta ahora sólo tenemos experiencia completa de lo que pasa con la educación transmisora y basada en exámenes de conocimientos. Es cuestión de saber hasta qué punto estamos desencantados de ella. Es evidente que no promueve especialmente la empatía. Y la empatía es muy difícil de detectar en un examen al uso.

¿Qué resultados pretendemos de nuestros alumnos en cada nivel? ¿Qué aspecto tienen? ¿Cómo se observan? ¿Cómo se consignan y valoran? ¿A quién van destinados? En los relevos que supone cada cambio de etapa, los nuevos maestros ejercen de juez, pero nada es definitivo hasta que se llega al final natural, las escuelas profesionales, la universidad y, en último término, la empresa que es el juez supremo. ¿Debe serlo?

Lo más importante es dificilísimo de medir y poner por escrito en un
informe de evaluación

Creo que es indiscutible que sí, en parte. El mundo debe funcionar. El dolor debe ser aliviado y la enfermedad curada. Los edificios deben ser agradablemente habitables y no caerse. Los servicios deben funcionar con presteza y a satisfacción del atendido. Las piezas deben estar bien calibradas y cumplir su función. Los niños deben ser educados con amor y visión del mundo. Etcétera.

Pero también creo que lo más importante debería empezar cuando la función está cumplida. La bondad, la belleza y la verdad se cumplen, más allá de la función, en la familia, en la ciudad, en el mundo y, por qué no, también en la empresa. Y sólo esas virtudes nos hacen humanos.

Cuando reclamamos resultados en la escuela nos limitamos a reclamar que el mundo funcione, no que sea buenobello y veraz. Y si reclamáramos también esos otros resultados deberíamos considerar la educación como una combinación ponderada de saberlibertad responsabilidad.

Los profesores deberían por tanto poder dar ejemplo de esas tres virtudes. Parece que la mayoría de los alumnos del profesor Santacana, futuros maestros, fallaron en saber y responsabilidad. Diríase que el saber que procura altas calificaciones no es lo bastante profundo como para desenmascarar el ingenio poco profundo de un personaje como Adolf Hitler.

LOS-RESULTADOS-IMPORTAN-02-INED21

Es obvio, y lo recalcan los defensores de los resultados, que los lenguajes del mundo, de la tecnología y de la ciencia deben dominarse. Los libros de texto los resumen en infinidad de epígrafes, párrafos y recuadros. A alguien podría parecerle que eso es saber. La libertad y la responsabilidad se les supone. Pero, como comentaba en un artículo anterior, todo dependerá de la peripecia vital de cada maestro y de las de sus maestros combinadas.

¿Qué saberes, qué libertades y qué responsabilidades comunicamos?
Los niños deben ser educados con amor y visión del mundo
Como siempre vamos por un terreno sin mapas. En esta película de la vida vamos cartografiando según avanzamos.

Ya saben mi punto de vista:
Expliquemos todo lo que sepamos y con toda la emoción que tengamos en forma de libros breves amables y sobre todos los temas.

Convirtamos las aulas en ‘centros de convivencia cultural (ateneos infantiles)’. Y formemos a los maestros en capacidad de direccióncuriosidad y honestidad humana. Si los niños, los maestros y los espacios se relacionan bien, cosecharemos saberlibertad y responsabilidad. Mucha más que ahora. Y las universidades y las empresas no se quejarán.